Artículos

“Querida Jess: mi hijo y su primo se pelean y mi cuñada no entra en razón”

JESSICA GOMEZ-RETRATOS (19)

Nos cuenta angustiada nuestra amiga Marivane:

Querida Jess:

Tengo una cuñada con la que siempre me he llevado de maravilla. Nuestros hijos se llevan dos años y siempre se han llevado muy bien, pero este curso han empezado a ir al mismo cole y llevan desde entonces peleándose.

Mi cuñada no atiende a razones, dice que siempre es mi hijo el que provoca y pega (a mí mi hijo me dice que es su primo el que lo hace), y tenemos un ambiente de mucha tensión. Nos pasamos el día discutiendo por WhatsApp y no hay forma de aclarar esto.

Ahora van a cambiar a su hijo a un colegio privado, y el niño le está diciendo a todo el mundo que lo cambian de colegio porque su primo le pega.

Llegado este punto… ¿Qué hago? ¿Le escribo a mi cuñada a buenas, a malas o paso del tema y voy dejando que se colme el vaso?

Mi querida Marivane:

Creo que lo estáis manejando estupendamente bien. Es decir: la idea de sentaros tranquilamente ante los niños a hablar con cordialidad y resolver los conflictos (tan normales en cualquier convivencia) de manera pacífica, que ni se os ocurra. Esas cosas son propias de hippies despeinados y estaríais dando un pésimo ejemplo a vuestros hijos. ¿Qué sería lo próximo? ¿Ayudar en una protectora de animales? ¿Estamos locos? Empiezas así y cuando quieres darte cuenta se te hacen veganos.

Nada de eso, no. Mucho mejor lanzarse hachazos por WhatsApp, dónde va a parar. Así que, hasta aquí, mi enhorabuena, porque vais por el buen camino.

Sin embargo, como tú bien dices, a esto hay que ponerle un punto ya. Y mi consejo es: globos. Porque, ya que estamos intentando dar un buen ejemplo a los niños, vamos a demostrarles que no hay problema que no pueda resolverse con un acto frívolo y superficial. ¿Quién quiere hablar de los problemas, pudiendo montar una fiesta?

Invita a tu cuñada a una fiesta y llénalo todo de globos. Pero no globos de los normales: de los caros, de los de helio. Que la del colegio privado será ella, pero que no se diga que tú no tienes para globos. Saca todos tus ahorros del banco y gástalos en globos de helio y en un buen rollo de cinta americana. Luego usa la cinta para pegar a tu cuñada a una silla y átale dos o trescientos globos, y mándala volando a tomar por culo.

Esto no será una solución definitiva, pero puede tardar varios días en aterrizar y volver y, oye, eso que ganas en tranquilidad. Será dinero bien gastao. Además, con suerte, puede que aterrice en una selva y la adopte una familia de monos.

mono

Debo advertirte que, si ella me escribe con la misma consulta que tú, es muy probable que a ella le aconseje lo mismo, así que… Bueno, desconfía si te invita a una fiesta.

Espero que te gusten los monos.

Un abrazo,

Jess

Transparencia 200x200

No olvidéis que podéis enviarme vuestras consultas a mi página de facebook, al email hablamebajitomama@gmail.com o rellenar el formulario de contacto de esta web. Prometo intentar quitarle hierro a vuestra vida 🙂

Imagen destacada: Ana Hevia

¡Gracias por compartir!
FacebookTwitterGoogle+

Comentarios