Artículos

De animales y responsabilidad

JESSICA Y FUJUR (6)

Estamos en Navidad. He leído por ahí que, cada año, se regalan por estas fechas unos 250.000 animales, incluyendo perros, gatos, mascotas más pequeñas y animales exóticos (detesto con toda mi alma la palabra «mascota», no sé por qué). De ellos, dicen las estadísticas que un 30% (es decir, nada menos que 75.000 criaturas) serán abandonados antes de terminar 2020. La mayoría de ellos cuando llegue el verano y la familia quiera irse de vacaciones.

Os había prometido esta historia, y me parece un buen momento para contárosla. Esta preciosidad es Fujur, mi dragona blanca de la suerte.

JESSICA Y FUJUR (10)

Todo empezó el día que fui a la dentista y, por un pequeño revés improvisado, tuve que llevar conmigo al bebé. Fue imposible que me atendiera (era para un rato largo) estando allí el bebé, así que nos vimos ambas forzadas a que me diera cita otro día. Y llegó ese otro día:

Era un miércoles de finales de julio. Salí de casa con el tiempo más o menos medido para llegar al centro y aparcar. Yo vivo en una zona rural de las afueras de Gijón. Al poco de salir de casa, en una curva, volanteé ligeramente para no arrollar a un pequeño bulto lanudo que comía algo al pie de la carretera.

Primero pensé que era una oveja, pero justo al pasar a su lado me di cuenta de que era un perro. Un cachorro, claramente. Paré el coche en la entrada de un camino y retrocedí andando por la carretera hasta alcanzar al bultito lanudo que lamía algo con afán. No se inmutó cuando me acerqué. De hecho, hasta que no me tuvo completamente encima no fue consciente de mi presencia. En cuanto lo fue, empezó a mover la cola y se acercó contenta. La cogí en brazos, la metí en el coche y me la llevé a casa. Sobra decir que llegué tarde a la dentista.

Tardamos poco en darnos cuenta de que aquella cachorra era total, completa y absolutamente sorda. Eso explicaba por qué no se había asustado cuando pasé con el coche. Tardamos un poco más (tampoco mucho) en darnos cuenta de que era casi ciega. Solo ve luces y sombras. Detecta el movimiento pero solo a uno o dos metros. Eso explicaba también por qué no se había percatado de mi presencia en la carretera hasta que no me tuvo encima.

JESSICA Y FUJUR (16)

Y ahora os voy a contar la parte que tiene un poco más de miga: Leer artículo completo

¡Gracias por compartir!
FacebookTwitterGoogle+
Artículos

Mi ciudad, la Navidad y la madre que las parió

pesadilla antes de navidad christmas town

O sea, socorro. Yo todavía no me he acostumbrado a la idea de que me faltan muchos meses para volver a ir a la playa y living la vida en chanclas y me han tirado encima la Navidad. Yo no la he pedido, ni ella ha llegado: a mí la Navidad me la tiran encima, y me quedo con esta cara mía de conejillo en la autopista frente a un camión, que no sé dónde meterme pa que no me aplaste.

A ver, he de reconocer que yo, desde que tengo churumbeles, pues vuelve a haber cosas que me gustan de la Navidad, eso es cierto. Pero no es menos cierto que casi todo lo que me gusta se da en el interior de las cuatro confortables paredes de mi casa, porque lo que es de puertas pa’fuera, me cago en todo, esto es un sindiós que me lleva los nervios. Leer artículo completo

¡Gracias por compartir!
FacebookTwitterGoogle+
Relatos

Querida Yo de hace seis años (exactamente seis)

btf
btf

Mira, antes de que se me olvide: dentro de tres días vas a darle a tu bebé su primer baño. Así, contigo, abrazaditas y tranquilas. No le eches jabón, ni siquiera ese poquito que es apenas un guisante en tu dedo, porque estropeará ese olor tan increíble que ahora tiene y que tan loca te trae. Fíjate: seis años y yo aún me arrepiento de haberlo puesto.

El año pasado llegué un par de días tarde con la carta, este año ya son cuatro. Si sigo (si seguimos) así, acabaremos por juntar dos cartas, ya lo verás. Al menos esta vez no es que nadie haya estado malito, es que no llegas, nena. Porque te cuento que entre cole, extraescolares, cumpleaños, pediatra, dentista, abogados, trabajo, casa y la promo de tu libro, esto es una locura. Por no hablar de que has retomado lecturas -más allá de Roald Dahl-, y de lo mucho que te gusta Netflix. ¡Ah! Claro, que aún no sabes lo que es Netflix. Bueno, tranquila, ya te enterarás. Leer artículo completo

¡Gracias por compartir!
FacebookTwitterGoogle+
Eventos

Firmas de libros en Gijón y Madrid

Firma casa del libro gran vía 9

¿Que si he elegido solo las fotos en las que mejor salgo? Sí, desde luego. Así que imaginaos cómo serían las otras.

Firma casa del libro gran vía 7

 

Con motivo de la recientísima publicación de mi último libro, Come chocolate y no discutas con idiotas, de Ediciones Martínez Roca (Sello editorial del Grupo Planeta), hemos montado dos pequeños saraos porque, oye, ya sabéis lo que dicen: la vida son dos días y uno es fiesta 💃🏻. Leer artículo completo

¡Gracias por compartir!
FacebookTwitterGoogle+
Artículos

‘Mastín y la chica del galgo’, un libro solidario imprescindible

mastin y la chica del galgo

Pues resulta que este verano lo he hecho polvo y, por primera vez desde 2010 (año en que me convertí en madre) he dedicado un verano enterito a leer lo que me ha dado la gana. Bueno, y lo que me ha dado tiempo, pero quiero decir que me he dado el placer de dedicarme tiempo para mí, para leer. La mitad de ese tiempo, lo admito, con un bebé de más de un año bien agarradito al pecho.

El resultado ha sido que me he comido tres novelas enteritas (una de ella ‘Una columna de fuego’, que lleva sus mil paginazas), y tengo otra empezada que, una vez arrancado septiembre, me está costando un poco más, porque me pasa con los libros lo que con los maratones en Netflix: que no puedo ver «un poquito» y, si solo tengo un ratito, pues acabo por no ponerme.

Total, que de las que sí que he leído os quiero hoy hablar de una en particular: Mastín y la chica del galgo, de Melisa Tuya.

Mastín y la chica del galgo melisa tuya Leer artículo completo

¡Gracias por compartir!
FacebookTwitterGoogle+
Relatos

Hola, Papá

papá y yo

Se acerca el día.

Es una mierda, ¿sabes? El sábado serán dos años y aquí estamos, empeñándonos en estar tristes porque la fecha lo manda. Pero ya sabes cómo va esto: tú vas organizando tu calendario, y luego la vida hace lo que sale de los huevos, te venga bien o mal. Así que este sábado debería estar triste, pero no sé si lo estaré, porque el viernes voy a hacer una firma de libros en la librería de Rafa. ¡Porque he publicado otro libro, ¿sabes?! Este es de humor. La gente me está enviando mensajes dándome las gracias por las risas y es… Jo, es genial, papá. Saber que aportas un poco de alegría a la vida de alguien. Digo muchos tacos, todos los que a ti no te gustaban. Seguro que también te reirías un montón. Leer artículo completo

¡Gracias por compartir!
FacebookTwitterGoogle+
Artículos, Eventos

Así ha sido el lanzamiento de mi último libro :)

collage portadas

Pues el pasado día 10 se lanzó mi último libro, Come chocolate y no discutas con idiotas, y -no os voy a engañar- quiero hacerle una entrada en el blog porque lo tengo paradito desde julio que me fui de vacaciones, pobrete mío.

Este precioso libro mío, que contiene 52 tips para la paz mental, está editado por Martínez Roca, sello editorial del Grupo Planeta, así que os podéis imaginar el nivel de emoción que ahora mismo manejo, sobre todo teniendo en cuenta cómo ha ido su primera semana en el mercado.

Me han pasado un montón de cosas geniales: Leer artículo completo

¡Gracias por compartir!
FacebookTwitterGoogle+
Artículos

«Querida Jess: mi hija adolescente está enfadada con su pelo»

JESSICA GOMEZ-RETRATOS (19)

Nos llega esta consulta de una madre confundida:

Alooo, consultorio super Pop??

(De ahí lo de la madre confundida, que no sabe ni que esto no es la Súper Pop ni que no estamos en 1995, pero venga, dale igual)

Tengo una aborrescente de 17 años medio loca por los exámenes de la EVAU ( selectividad quedaba mejor) y medio croqueta (por no decir empanada) por la edad. Le he invitado a la pelu y me he gastado 70 pavazos y ahora va y me dice que mañana se tiñe o se lo corta porque no le gusta el color😫 que ella lo quería moreno y le han puesto rubia. Le pregunto que entonces qué le había dicho a la peluquera que le hiciera y me dice que lo que ella quisiera🙄🤦‍♀️🥴  No sé si regalarla con un lacito, comérmela o mandarla a la patagonia de un puntapié 🥴😅

Agradecería opinión pública o el comodín de la llamada🙄🤦‍♀️🤣🤣🤣

Miriam

Leer artículo completo

¡Gracias por compartir!
FacebookTwitterGoogle+
Relatos

Olía a sangre y caramelo…

LEO (63)

Hola, amor mío. No tenía pensado sentarme hoy a escribir, porque tengo mucho que hacer y, además, no me gusta escribir “por obligación”. Ya sabes: fechas señaladas, eventos especiales… Esas cosas. Pero es que me apetece mucho contarte algo, así que siéntate a leer. Te voy a contar una historia:

Durante días, la casa olió a sangre.

Huele bien, ¿sabes? Es que estamos acostumbrados a que nos digan que, de alguna manera, la sangre es mala porque donde hay sangre han pasado cosas horribles, pero no es cierto. La sangre es lo que somos. Es, de hecho, lo que nos nutre y mantiene vivos. Y sí… Huele bien. Huele a vida.

Durante días, la casa olió a sangre y calor, como a galletas y a caramelo. Olía a parto. A vida recién estrenada. Después no. Después olía a leche dulce y a sudor. Era una ola de calor. Una de tantas. Ahora, escribiendo, me pregunto si cuando tú tengas edad para leer esto habrá muchas más, y se me encoge un poquito el corazón. Y sí… Olía a leche dulce y a sudor. Aún huele así. Leer artículo completo

¡Gracias por compartir!
FacebookTwitterGoogle+